Saltar al contenido

La dama del lago, Raymond Chandler

31 enero 2009

la-dama-del-lago

   La clave del asunto está en el título La dama del lago, alrededor de esta mujer y de este hallazgo se configura toda la trama. Parece que todo se va resolviendo, que cada cadáver tiene su explicación, pero nada se aclara hasta las últimas páginas. Cada personaje tomará su lugar, las relaciones entre unos y otros salen a la luz. Por supuesto, Marlowe va encontrando y colocando todas las piezas. Los personajes son familiares por las adaptaciones al cine de la novela negra.  Llevan el peso de la trama los personajes femeninos, aunque estén muertos, a mí me gustan estos que no aparecen o lo hacen al final, pero todo gira en torno a ellos, como en Rebeca o Laura, son de este tipo. Es entrañable el comisario Jim Patton interesado en su próxima jubilación y en continuar en su puesto hasta entonces, aparentemente desidioso, pero pieza fundamental para organizar los movimientos de la historia. Como contrapunto los policías jóvenes, matones o con pocas luces. En general, salen ganando los personajes femeninos, aparte de Marlowe quien no pierde los nervios nunca, a pesar de las tortas que recibe durante toda la novela. 

____________________________________________________________

Ahora voy a contar el argumento, no suelo hacerlo, pero es un ejercicio de memoria. De todas formas lo importante es su desarrollo.

 Derace Kingsley contrata a Marlowe para encontrar a su mujer, Crystal Kingsley, desaparecida desde hacía un mes. Su motivación es el temor a un escándalo, A lo que era proclive Crystal por su vida inclinada a la diversión y cierta tendencia a pequeños robos, todo por aburrimiento, probablemente. Derace Kingsley a quien ama es a su secretaria Adrienne Fromsett, con quien mantiene una relación. Creen que su esposa ha huido con Chris Lavery, definido por Marlowe como “Un metro ochenta de típico destructor de hogares. Unos brazos para tenerte bien abrazada y todo el cerebro reducido a una cara bonita” pág.15. La última pista es un cable de Crystal anunciando su huída con Chris, que él negará, y la notificación del abandono de su coche en el parking de un hotel. Desapareció de una cabaña que tenían en el lago del Pequeño Fauno, también de su propiedad, vigilada por Bill Chess y su esposa.

Marlowe empieza por visitar a Lavery, aquí conoce a los nuevos personajes: El vecino de la casa de enfrente, el medroso doctor Almore, quien le denuncia por estar frente a su casa en el interior del coche. Llega un policía, Degarmo, le interroga con poco tacto y también, sin querer,  le da información decisiva posteriormente. Es de los policías-matones, su primera aparición: “una manaza llena de pecas se apoyó sobre el borde de la ventanilla”pág.34

En el lago del Pequeño Fauno, cerca de San Bernardino, aparecen el resto de personajes: Bill Chase, quien lleva una pierna ortopédica que limita sus movimientos, vigilante de la propiedad a cambio de una cabaña para vivir. Su esposa Muriel también había desaparecido dejando una nota. Durante la visita de Marlowe llegan hasta el lago donde descubren el cadáver de una mujer ya descompuesto, Chess la reconoce como su esposa por la ropa, lleva un gran collar verde que no cuadra con un suicidio para Marlowe. Este va a avisar  a la policía  y se encuentra con uno de los personajes más entretenidos, el jefe de policía y de casi todo en el pueblo,  Jim Patton, su postura habitual es mantener las manos cruzadas sobre el estómago, lo describe “tan peligroso como una ardilla y mucho menos inquieto”pág.58. Van todos al escenario del crimen, lo es, Bill Chase es detenido y puesto en libertad al poco tiempo.

Nos queda un grupo de personajes más siniestros. El vecino de Lavery, el doctor Almore cuya principal ocupación era atender a clientes ricos tras sus juergas, los ponía en condiciones, les administraba las drogas que necesitaban para poder llevar ese tipo de vida. Era viudo, su mujer Florence, también de vida extravagante como el círculo en el que se movía, había muerto. Oficialmente, se suicidó en el garaje inhalando el humo del tubo de escape. Marlowe visita a sus padres, los Greyson, que creen en la culpabilidad de Almore a quien no le convenía la vida escandalosa de su mujer. Habían contratado a un detective privado, Talley, quien fue detenido por conducir borracho, una trampa de la policía de Bay City, que también intentarán tender a Marlowe para quitarlo del medio. Entre la policía de esta ciudad hay un personaje sensato, para fortuna de Marlowe, el capitán Webber. Almore tenía una amiga, Mildred Haviland, la enfermera de su consultorio. Es la pieza clave. Ella mató a Florence Almore e hizo que el doctor la encubriera para no implicarse. Había estado casada con Degarmo y ella era, también la supuestamente ahogada Muriel Chess. Mató también a Lavery que se cruzó inoportunamente en su camino, quien podría descubrirla cuando se hacía pasar por Crystal Kingsley que era la mujer ahogada en el lago, por Mildred también. Bueno, ¿quién mató a Mildred?  Su primer marido: Degarmo “demasiado policía para dejar que ella escapara de más crímenes, pero no lo suficiente policía como para arrestarla y dejar que se supiera todo lo sucedido.”pág.277

bay-city  No los recuerdo, pero leí hace mucho los relatos que Chandler refundió para hacer esta novela, un día los releeré, el libro es de los que ha sufrido una metamorfosis y ha pasado a ser de hojas beige cada vez más oscuro, vamos de bolsillo, de aquellos de Bruguera. De cuando leía sin gafas. No he visto la película, he encontrado un vídeo en Youtube, parece que hicieron un experimento narrativo convirtiendo a la cámara en un personaje para conseguir mayor subjetividad, esto lo he leído ahora buscando la película. No tiene críticas muy buenas. 

 

-Se necesita algo más que un detective privado para causarme molestias –dijo. 

-No, no se necesita. Un detective privado puede molestar a cualquiera. Es tenaz y tiene infinita paciencia. Se le paga por su tiempo y él puede emplear su tiempo tanto para molestarle a usted como para cualquier otra cosa.pág.25

 

Dejé que su ofrecimiento cayese en el vacío, balanceándose al caer como una pluma mugrienta.

-¿Cuánto hace que estaba aquí?

-No lo sé –dije.

-Haría como un año y medio –dijo el polizonte pensativamente-. ¿Hicieron alguna referencia a ese asunto los periódicos de Los Ángeles?

-Un parrafito en las noticias del condado –le contesté, sólo por mover un poco la boca.pág.156

 

-¡Oh, cállese! –dijo.

Le hice un guiño.

-¿Qué clase de muchacha se ha creído que soy? -bramó.

-Llego demasiado tarde para poder decirlo.

Ella se ruborizó, pero esta vez el rubor se extendió delicadamente por todo su rostro. Pág.148

 

-Conozco a un periodista que trabaja en la cloaca que llaman aquí periódico. No se realizó investigación ni tampoco autopsia. Si alguna prueba se llevó a cabo, nada se dijo acerca de ello: Aquí no hay juez titular. Los empresarios de pompas fúnebres actúan como jueces de turno, una semana cada uno. Son muy buenos lacayos de la pandilla política, naturalmente. Una cosa como ésta es fácil de arreglar en una ciudad pequeña, si alguien con la suficiente influencia lo desea así. Condy tenía mucha en ese tiempo. Pág.142

 

Les dije:- Parto de la base de que ustedes no son un hatajo de estúpidos. Las ropas han sido confeccionadas por un sastre y es muy fácil seguirles la pista. Al decírselo les he ahorrado una hora de trabajo.pág.162

 

Conocí a una chica que vivía en la calle Veinticinco. Era una preciosa calle y ella era una chica igualmente preciosa a quien le gustaba Bay City. Ella jamás habría imaginado los suburbios de negros y mexicanos que se extendían hacia el sur de los barrios urbanos. Ni habría sospechado tampoco la existencia de los tugurios de la ribera que se desparramaban sobre la chata playa, más allá de los acantilados; los salones de baile llenos de sudorosos parroquianos, los fumaderos de marihuana; las zorrunas caras observando por encima de los periódicos en desiertos vestíbulos de hoteles; ni los rateros, vagos, borrachos, prostitutas, etcétera. Me levanté para aproximarme a la puerta. No había nadie. Las luces del pabellón eran veladas y silenciosas. Los negocios en la cárcel no parecían muy prósperos.

Miré mi reloj: las nueve y cincuenta y cuatro. Hora de volver a casa, ponerse las zapatillas y jugar una partida de ajedrez. Hora de tomar una buena bebida helada y fumar una larga y tranquila pipa. Hora de sentarse con los pies en alto y no pensar en nada. De comenzar a bostezar sobre una revista. Hora de convertirse en ser humano, un hombre de su casa, alguien sin otra cosa que hacer que descansar y aspirar el fresco aire de la noche, reuniendo energía para la jornada del día siguiente.págs.189-190

 

Estábamos en el sexto piso. No había cortina. Saqué la cabeza y me encontré frente a la oscuridad y una delgada fila de árboles en una calle estrecha. Miré a un lado y vi la ventana del cuarto de baño contiguo, que no se encontraba a más de un metro de distancia. Una bien alimentada cabra montesa podía haberlo recorrido sin mayor dificultad. El asunto era si un vapuleado detective privado sería capaz de hacerlo, y en caso afirmativa, cuál sería la cosecha a recoger.pág.229

Raymond Chandler, La dama del lago, El País, serie negra, 2004.

La novela es de 1943.

 

 

 

Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. Juan Iurinic permalink
    18 octubre 2010 1:28

    tenia que hacer un resumen de la novela para un trabajo del colegio…queria usar tu argumento pero solo me sirvio de guia…y tube que hacer yo mismo el resumen….
    Aca dejo mi resumen por si a alguien le sirve:

    Un hombre llamado Derace Kingsley, hombre muy adinerado, gerente de una empresa muy importante contrata a un detective privado llamado Phillip Marlowe para que encuentre a su esposa Crystal Kingsley, que desapareció ya hace un mes atrás, como Crystal llevaba una vida inclinada a la diversión y tenía tendencia a pequeños robos, todo por aburrimiento, Derace Kingsley tenía miedo de que ella se pudiera meter en algún tipo de problema y a causa de eso su puesto en la empresa corriera riesgo.
    Derace Kingsley a quién realmente ama es a su secretaria Addriene Fromsett, con quién mantiene una relación.
    Lo que se creía era que Crystal había escapado con un hombre muy apuesto y deseado por las mujeres llamado Chris Labery, la última pista que se tenía de Crystal era un telegrama que había mandado a Decace diciendo que huía con Lavery a Méxicoy la notificación de abandono de su coche en el estacionamiento de un hotel.
    Crystal desapareció de una cabaña que tenían en el lago del pequeño Fauno. El detective Marlowe empieza a investigar y va a visitar a Lavery, y el niega haberse escapado con Crystal, cuando sale de la casa de Lavery va a su auto y se queda a pensar.
    En frente de la casa de Lavery vivía el Doctor Almore que denuncia al detective Marlowe por estar estacionado mucho tiempo frente a su casa, entonces llega un policía llamado Degarmo, interroga al detective y lo deja ir.
    Luego Marlowe va a la cabaña en el lago del Pequeño Fauno para investigar, ahí conoce a Bill Chase que era el cuidador del lugar y empiezan a charlar, Bill le cuenta a Marlowe que tiene una esposa llamada
    Muriel que también había desaparecido al mismo tiempo que desapareció Crystal, dejando una nota.
    Bill le muestra a Marlowe todo el lugar y cuando llegan al lago se dan cuenta de que ahí había un cuerpo, como el cuerpo estaba todo hinchado de tanto tiempo que estuvo ahí era imposible reconocerlo por el rostro, pero Bill pensó que era Muriel por la ropa que tenía puesta, Marlowe avisa a la policía, la policía viene y Bill es detenido por supuesto homicidio hasta que termine la investigación.
    Marlowe vuelve a ir a la casa de Lavery para charlar con él, pero aparentemente no había nadie en la casa, él entra a la casa y encuentra a una mujer que dijo que era de la casa y venía a cobrar el alquiler, la mujer se va, Marlowe sigue registrando la casa y encuentra a Lavery muerto en el baño, llama a la policía y la policía viene, lo interrogan y después lo dejan ir. Marlowe sigue investigando.
    El vecino de Lavery el Dr. Almore no era un doctor muy bueno, se aprovechaba de la gente enferma y rica aplicándoles drogas para que después dependieran de eso y así ganar dinero. Él tenía una enfermera llamada Mildred Haviland, ésta enfermera era esposa del policía Degarmo. Almore era viudo, su esposa se llamaba Florence y supuestamente se había suicidado.
    Marlowe localiza a los padres de Florence y va a hablar con ellos, ellos dicen que pensaban que el Dr. Almore era quién había matado a Florence, ellos habían contratado a un investigador llamado Talley que cuando empezó a investigar fué arrestado por conducir ebrio, ellos le dan la dirección de la esposa de Talley ya que no sabían nada más de él.
    Marlowe intenta hablar con la esposa de Talley, pero ella no quiso, sin resultado alguno volvió a su auto y emprendió camino a su casa, mientras viajaba es detenido por policías, los policías lo golpean y le obligan a tomar alcohol y lo arrestan bajo cargos de exeso de velocidad y conducción en estado de embriaguez. Estando en la cárcel Marlowe habla con el jefe de los policías, le cuenta lo sucedido y lo dejan ir.
    Cuando finalmente llega a su casa Kingsley lo llama por teléfono y le dice que se prepare para viajar, enseguida Derace Kingsley y su secretaria llegan a la casa de Marlowe y le cuentan que Crystal llamó pidiendo dinero y no quería que Derace Kingsley ni nadie relacionado con el se lo lleve, y ella establece el lugar y el tiempo.
    Kingsley pidió a Marlowe que le lleve el dinero a Crystal, y el aceptó. El lugar en donde se encontraría con Crystal era un restaurant.
    Marlowe va al restaurant, se encuentra con Crystal y le dice que sólo le daría el dinero si antes hablaban; ella propone hablar en su cuarto del hotel y mas tarde se encuentran ahí; mientras charlan ella confiesa haber matado a Lavery, luego saca un arma e intenta matar a Marlowe, él consique quitarle el arma y mientras peleaban alguien lo golpeó y lo dejo inconsciente.
    Cuando despertó estaba golpeado y en el piso, y Crystal estaba mueta en la cama; pronto vinieron unos policías, entre ellos Degarmo, Marlowe intenta escaparse, sin éxito. Degarmo lo lleva para interrogarlo, Marlowe le cuenta su versión de lo sucedido y pensando que Kingsley fue quien asesinó a Crystal lo localizan en la cabaña del lago del Pequeño Fauno. Cuando llegan empiezan a hablar; luego de analizar todo lo ocurrido Marlowe descubre todo.
    Mildred Haviland, la ex esposa de Degarmo y enfermera del Dr. Almore fue quién mató a Florence Almore y como sabía lo que hacía el Dr. Lo chantajeó e hicieron que todo parecier un suicidio. Mildred Haviland era Muriel Chess, la esposa de Bill supuestamente ahogada; pero en realidad la mujer ahogada era Crystal Kingsley, Mildred la había matado, puesto sus ropas y tirado al lago para robarle todo lo que tenía y escaparse porque estaba harta de vivir con Bill y luego de haberla matado se hizo pasar por ella.
    Inoportunamente Lavery se cruzó en su camino y también tuvo que matarlo, la mujer que el detective Marlow encontró cuando fue a la casa de Lavery no era la dueña del lugar, sino que era Mildred; pero entonces, si Crystal Kingsley era realmente Mildred Haviland…¿Quién mató a Mildred? Su primer esposo Degarmo, demasiado policía para dejar que ella escapara de más crímenes pero no lo suficiente como para arrestarla y dejar que se supiera todo lo sucedido. Cuando Marlow dijo todo Degarmo sacó un arma y amenazó a todos y logró escapar.
    Un policía que había ido con Marlow y Degarmo a la cabaña de Kingsley llamó a más policías para que detuvieran a Degarmo, mientras él escpaaba los policías intentaron detenerlo y al darse cuenta de que no tenía escapatoria se tiró con el auto a un Cañón y murió.

    :::::FIN:::::

  2. Elizabeth permalink
    21 noviembre 2010 19:35

    Terminé de leer la novela ayer. me pareció genial, una de las mejores de chandler. Me gusta saltar de tiempo en tiempo a autores policiales de diversa composición para estar al día y disfrutar de técnicas distintas y estilos increíbles. Siempre me ha gustado más Dashiell Hammet para novela negra con su Cosecha Roja o el halcón maltés. Sin embargo, Chandler se supera bastante con esta historia que me tenía en un hilo hasta el final: pobre Marlowe, debe tener muelas de acero porque en todos sus casos le suenan en la cara y en la cabeza. En fin, este me gustó más que adiós, muñeca y el sueño eterno. Lo increible de leer policiales y más policiales es que me hago todas las preguntas posibles y llego a muchas hipótesis pero no doy exactamente con el clic de la cuestión, hasta el final cuando ya es demasiado tarde, creo que por eso seguiré leyedo a Agatha Crhitie, Conan Doyle, y todos los autores que estimulan mi imaginación y lógica no muy acertada. Fue agradable compartir esto. Adiós.

  3. 19 octubre 2015 4:17

    gracias tu resumen esta muy bueno

  4. 3 mayo 2017 18:58

    Gracias por el resumen! Bendiciones…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: